91 345 11 16 [email protected]

Consejos de curso: un apoyo imprescindible

Consejos de curso: un apoyo imprescindible

26.Octubre.2020 | General

Los Consejos de Curso han celebrado una Jornada de trabajo para conocer sus competencias y ponerse manos a la obra en su tarea de servicio al resto de la clase. Este año se han celebrado en dos grupos para reducir los aforos y extremar las medidas de prevención sanitaria.

Los consejos de curso son una pieza fundamental en el engranaje del curso. La delegada, subdelegada y vocal, elegidas de entre las alumnas por sus mismas compañeras, articulan la relación con la encargada de curso y las demás profesoras y contribuyen a la mejora de la convivencia y al rendimiento académico de todas. Durante los meses de confinamiento se demostró la importancia de su papel. Supieron estar cerca de sus compañeras y salir al paso de las necesidades que fueron surgiendo.

Elegidas por sus compañeras, van a tener la oportunidad de desarrollar una de las soft skill más reclamadas en el mundo laboral -la capacidad de liderazgo- en un contexto de servicio y de contribución al bien de toda la clase. De esta forma, en un futuro podrán ponerla al servicio de la sociedad desde la profesión que elijan.

En la sesión con la Orientadora del colegio se expuso el sentido educativo de la normativa de convivencia del colegio. Cada año esta normativa se enriquece con las aportaciones precisamente del consejo de curso. Después, han trabajado el modo de exponerla de modo atractivo a sus compañeras de manera que descubran el potencial de los años de colegio para crecer cómo ciudadanas y personas íntegras y responsables. Además, han elegido cuatro normas para trabajar en la primera reunión con la tutora pensando ejemplos concretos de la clase. Por supuesto, la sesión incluyó una referencia al cuidado de la seguridad y la higiene de las compañeras.

Después asistieron a la Santa Misa para pedir por los frutos de su trabajo y por la salud y familias de sus compañeras.

Este año, debido al escenario sanitario en el que nos encontramos, no pudieron tener un desayuno especial, pero no faltaron unas chocolatinas para endulzar el trabajo que las alumnas tienen por delante.

Ha sido una jornada más sencilla y breve, pero que continuará con lo más importante: el trabajo de cada encargada de curso con el Consejo de curso de su clase para aplicar las conclusiones de esta jornada a la gestión y resolución de los conflictos concretos o preocupaciones de cada grupo. Es una realidad que las tutoras se apoyan en las alumnas responsables de cada clase ya que, con su implicación, pueden ayudar mucho a la buena marcha del curso.